Gallos Finos

 

Los gallos, finos también conocidos como gallos de pelea o aves de combate, son animales domésticos que se caracterizan por tener un comportamiento agresivo, totalmente opuesto al que se observa en otro tipo de gallos criados para labores de granja. Las razas que pertenecen a este grupo son criadas con la finalidad de hacerlos pelear entre sí, para el disfrute y entretenimiento Gallos Finos  de las personas.

 

La agresividad característica de estos animales se presenta tanto en machos como hembras desde edades tempranas. De hecho, a los pocos meses de vida los machos comienzan a pelear entre sí, ya que no se toleran en un mismo espacio, razón por la que se vuelve necesario separarlos.

 

Los gallos finos se distinguen de los pollos comunes por su territorialidad. Estos animales no toleran a nadie que transgreda los límites de lo que ellos determinan como tu territorio, y lo consideran como rival, atacándolo inmediatamente.

 

 

La casta de los gallos de pelea finos

Existe una cualidad bastante apreciada por los admiradores de este tipo de deportes, y es el hecho de que la mayoría de los gallos finos no se retiran de la pelea hasta que alguno de los combatientes muere, sin importar lo herido que se encuentren, y aunque se sientan vulnerables por no estar en su territorio.

Esta cualidad es algo que las personas asocian con la valentía y el coraje de los seres humanos, por lo cual, el espécimen que presente este rasgo distintivo es considerado el mejor.

Gracias a esto surge algo llamado casta, ley o finura de los gallos finos o aves de combate. Esta cualidad de valentía, lo que le otorga la casta a los gallos de pelea finos es tan apreciada por los criadores de gallos que estos son capaces de sacrificar familias enteras cuando uno de los animales falla en batalla.

Así es, un gallero sacrificará a toda la familia si un gallo de pelea se retira del combate con pocas heridas o sin haber sido herido. Esto se debe a que la debilidad es adjudicada a la madre, ya que existe una creencia popular que dice que la gallina es quien la da la bravura a su hijo, y el gallo es quien le enseña a herir.

 

 

 

Razas de gallos finos de pelea

Debido a los muchos entrecruzamientos entre gallinas y gallos de pelea, es difícil distinguir la especie de cada uno de los especímenes. Sin embargo, existen algunas razas de las que vale la pena hablar.

Sweater

Son gallos voladores que se desenvuelven con torpeza en el suelo. Poseen un plumaje que va desde el amarillo hasta el color tinto, y sus patas son siempre de un color amarillo.

Kelso

Para muchas personas, esta es la raza de gallos finos más querida, ya que tienen una apariencia bastante agradable. Su color de patas varía desde el amarillo hasta el blanco, y son hábiles tanto en el suelo como en el aire.

Radio

Son gallos de pelea muy inteligentes y alegres, y uno de los mejores luchadores en el campo. Sin embargo, en comparación con razas más modernas, pueden ser un poco lentos, desventaja que puede solucionarse si se le cría con razas más rápidas. Sus patas son de medianas a cortas.

Giro Hatch

El estilo de pelea de estos gallos es fino y fuerte. Tiene una estrategia que se concentra en el suelo, y ligados con razas como Kelso o Sweater, pueden mejorar sus ataques en aire, convirtiéndolos en los preferidos de muchos criadores.

Asil

El Asil es una de las aves de combate preferidas. Tiene plumas cortas de un color rojo y negro, con alas prominentes y hombros anchos. Además, su piel varía entre un color blanco y un tono amarillento, y sus patas son de color amarillo. Y aunque pueden herir a cualquier contrincante de forma efectiva, tienen sus desventajas. Necesitan morder para tirar, y son algo lentos.

 

 

 

Sacrificio en la pelea de gallo fino

Si un gallo abandona la pelea, su madre es quien se sacrifica primero. Su padre no será sacrificado si sus crías con otras gallinas prueban ser buenos peleadores, ya que se probaría que el defecto estaba solo del lado de la madre.

Es por este aspecto que las gallinas no pueden comprarse. La única forma de adquirir una gallina que de crías de pelea es pasándola de un criador a otro como regalo o préstamos, y es la única forma de obtener polluelos hembra para poder conseguir más crías.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *