Pelea de gallos en México

Las peleas de gallos son más antiguas de lo que imaginas, datan aproximadamente hace 2.500 años en Asia y existen probabilidades de que se celebraran en la India. Durante la época de la antigua Roma eran llevadas a cabo para adquirir valentía. La pelea de gallos en México forma parte de la cultura y tradiciones de la mayor parte del país, esto se convierte en un negocio donde se combina la venta de las pelas y los espectáculos musicales. En los estados de Coahuila, en Sonora y en la capital México D. F. existe prohibición de estas peleas.

 

Desarrollo de los gallos de pelea

Una vez que nace el pollo, aproximadamente a los dos o tres meses de que está con su madre es separado de ella y se coloca en un corral más grande que se denomina “machero”. Desde Gallos de Pelea en Mexico pequeños, estos gallos se les provoca juntándolos uno con otros, enfrentándolos para que se peleen y esto es parte del entrenamiento que reciben para que sean gallos de pelea. A los seis meses, los gallos por naturaleza por naturaleza propia van haciendo cara, van a ir peleándose entre ellos; los gallos en situaciones naturales van peleando entre ellos, bien sea por una hembra en celo o por un tema netamente territorial y se genera una confrontación, otra cosa muy distinta es que los entrenadores los fuercen a pelear con la finalidad de meterlos en un ruedo o una arena donde estos no puedan huir y se tengan que pelear hasta producirle la muerte al oponente.

 

A los seis o siete meses de edad, los gallos pasan a lo que se denomina “casillas”, aproximadamente, estas casillas son lugares que tienen unas dimensiones de 80 x 90 cm dependiendo de si estos gallos son de pico o de navaja, para los gallos “navajeros” se les destina un espacio más grande porque se debe tener más gallos ya que normalmente la herida que se genera en estas confrontaciones pueden ocasionar directamente la muerte y que obviamente ya no se puede emplear para otra pelea entonces por esta razón se requiere tener mayor cantidad de gallos, al tener mayor cantidad como se puede deducir los gallos requieren de más espacio y consumen más alimentos y recursos, por otra parte están los gallos de “pico”  que a diferencia del gallo navajero, solo requiere de un espacio más pequeño y con ese mismo gallo se pueden tener mayor número de peleas y no es necesario tener tantos gallos.

 

 

 

Entrenamiento de los gallos de pelea

Cuando el gallo tiene aproximadamente un año o un año y tres meses de edad, puede ser preparado y se les entrena una vez por semana generalmente donde el cuidado es de animal por animal y se le entrena uno por uno. Los entrenamientos son diferentes para cada tipo de gallo, para los gallos de navaja existen correteos y vuelos, parte del entrenamiento de éstos son los topes o peleas simuladas que son con guantes y con protección y en varios casos se les cubre el pico para que no se hagan daño.

El entrenamiento de gallos piqueros consiste también en correteos básicamente se suelta el gallo en un ruedo y el preparador o entrenador provoca espantar al gallo empleando para ello un objeto similar a un plumero haciendo que el gallo camine para intentar que este saque sus patas para defenderse.

De esta forma es como se van seleccionando los gallos, por sus características al momento de pelear.

 

 

 

Consecuencias de la cría y entrenamiento de gallos de pelea

La crianza de los gallos para pelea genera una serie de crueldades como la mala alimentación de las aves para generarles mayor agresividad cuando se enfrentar con otros por alimento y aspectos de esta índole que son propios del entrenamiento que evidentemente tienen una consecuencia en el desarrollo de los gallos.

En este proceso, el ave no solo es entrenada físicamente si no que la alimentación en ciertos aspectos se mejora, hay vitaminas específicas para gallos con los requerimientos nutricionales del ave, esto indica que mientras más balanceada sea la comida se tendrá un ave mejor formada.

En el caso de los gallos piqueros, las plumas son recortadas del área correspondiente a los muslos para que el animal pierda grasa y la piel se ponga más dura y generar condiciones físicas apropiadas para el gallo. Una vez que ocurre esto, dentro del animal ocurren cambios hormonales si se les corta la cresta, aceleran más la madurez sexual, dejando de crecer a lo alto y comienza a engrosar su contextura.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *